Imprimir artículo

¡Hola a todos! En el blog de Pavón Asesores, asesoría en Sevilla, Carmona y Sanlúcar de Barrameda, vamos a hablar sobre un tema muy actual el plan especial de amortización.

La importancia de los planes de amortización

¿Nos acordamos de qué consiste la amortización? Este fenómeno trata de distribuir el gasto de un activo durante el tiempo a causa de su deterioro físico o tecnológico.

Ese gasto se distribuye en el tiempo pagando lo que se llama cuotas de amortización, que generalmente son cuotas mensuales, y finaliza con el fin de la vida útil de activo. Hay métodos regulados para establecer la vida útil y las cuotas de amortización de los activos.

Sin embargo, a veces las empresas disponen de activos cuya depreciación es más rápida de la establecida por lo que existen planes alternativos de amortización.

Analizando el plan especial de amortización

Tipos de amortización

Según la normativa regulada y que establece los porcentajes de amortización, podemos encontrar.

  • Amortización lineal: se caracteriza por sus cuotas constantes, es decir, el importe anual de las cuotas de amortización son iguales.
  • Amortización del porcentaje constante: este método consiste en calcular un porcentaje sobre el importe pendiente de amortización, el porcentaje será igual.
  • Amortización según el método de los números dígitos: este método consiste en dividir la vida útil del activo en períodos y asignarles un número. Si deseas obtener una amortización desacelerada se asignan números progresivos crecientes, si lo que deseas es una amortización acelerada se asignan números correlativos decrecientes.

No obstante, si se desea elegir un tipo de amortización diferente a la de la normativa, con porcentajes distintos a los establecidos que representarían mejor la amortización de sus activos, tendrán que estar preparados a una inspección de Hacienda y demostrarlo.

¿En qué consiste el plan de amortización?

  1. Evitar riesgos: ya que la empresa se encuentra en riesgo de que el plan no sea válido.
  2. Solicitud: la propuesta debe ser presentada por la empresa, dentro del período de amortización.
  3. Menciones incluidas en la solicitud:
    1. Descripción, lugar y actividad de los activos afectados.
    2. Coste de producción o importe de adquisición.
    3. Propuesta del sistema alternativo de amortización. Debe comprender las fechas de inicio y fin, además del importe anual.
    4. Justificación de la propuesta de amortización
Observando las alternativas para el plan especial de amortización.

Tras la propuesta del plan alternativo

Una vez que la propuesta ha llegado a Hacienda, ésta tiene solo 3 meses para resolverla. Si al finalizar el plazo no se ha cursado, la propuesta se da por aprobada.

Cuando Hacienda resuelve positivamente la propuesta, es conveniente saber :

  • Empieza a tener efectos en el ejercicio que se haya presentado.
  • Otros activos con características similares podrán acogerse a ese sistema de amortización siempre que haya sido aprobado 3 años antes.

En cambio, si la resolución por parte de Hacienda es negativa los efectos consecuentes serán:

  • La decisión de Hacienda deber estar claramente justificada, si no es así puede reclamar y oponerse.

Por último, vamos a comentar un caso especial de reducida dimensión. Es decir, si una empresa pequeña quiere aplicar el incentivo de amortización doble por un activo que se amortiza según el plan especial, el máximo importe a pagar será el doble del mayor coeficiente de las tablas. En resumen, el incentivo no se ve afectado por el plan especial.

Esperamos que el tema haya sido muy interesante, en Pavón Asesores, asesoría en Sevilla, Carmona y Sanlúcar de Barrameda, estamos especializados en todos los ámbitos. Si tiene alguna cuestión no dude en contactar con nosotros.