Imprimir artículo

Hola a todos, hoy desde el blog de Pavón Asesores, asesoría fiscal y laboral en Sanlúcar de Barrameda, queremos compartir con vosotros los beneficios de acogerse al tipo reducido de impuesto de sociedades.

Si acabas de lanzar tu negocio o tu empresa se ha constituido recientemente, este post te puede resultar muy útil. Para empezar es necesario cumplir con una serie de requisitos para beneficiarte de un 15% de Impuesto de Sociedades. Partiendo de esa base, es interesante que verifiques si es conveniente posponer tus ventas al siguiente año para no tener beneficios en este.

¿En qué consiste el ahorro con este tipo reducido de impuesto de sociedades?

Si tu empresa se ha constituido recientemente, debes recordar que sea positiva la base imponible de tu empresa para poder tributar un 15% de impuesto de sociedades en el siguiente ejercicio.

Calcular el tipo reducido

Requisitos a cumplir

Es primordial que la empresa en cuestión realice actividades económicas y no sea de naturaleza patrimonial. Los requisitos a tener en cuenta son:

  1. La actividad no puede haber sido desarrollada anteriormente por usted u otros individuos vinculados que hayan transmitido su negocio a la sociedad.
  2. La actividad no se puede desarrollar por un socio que cuente con una participación mayor en el ejercicio anterior.

A final de año, ¿cómo quedaría constituida?

Es conveniente comentar que para ahorrar en una cantidad mayor con este incentivo se recomienda que en el primer ejercicio obtenga una cantidad moderada de beneficios. Al siguiente año, los beneficios generados deben ser mayores para aplicar el tipo reducido sobe una cantidad mayor.

Por lo tanto, gozar de la apertura reciente de un negocio puede ser más rentable cerrar el ejercicio con pérdidas que con bajos beneficios.

Analizar los beneficios del tipo reducido

¿Qué medidas podría aplicar?

a) Posponer las ventas: estudiar si posponer algunas de las ventas del siguiente ejercicio, teniendo en éste una base imponible negativa. De esta forma los beneficios y el ahorro, de los dos siguientes ejercicios completos, será mayor.

b) Si no compensa. Se recomienda esperar hasta que el próximo ejercicio tribute un 25% compensando así la base imponible negativa en la que incurra el 2020. Aún así, con este modo el nivel de ahorro puede ser mayor

Ejemplo. Suponiendo que nuestra empresa la abrimos en 2019 (datos en miles de euros):

ejemplo de tipo reducido de impuesto de sociedades

Observamos que en el primer caso, la base imponible es negativa, por lo que se puede disfrutar del tipo reducido en 2020 y 2021. Por tanto se obtiene un ahorro del 25%.

Desde el blog de Pavón Asesores, asesoría fiscal y laboral en Sanlúcar de Barrameda, esperamos que este post os haya parecido interesante. Para cualquier pregunta no dudéis en contactar con nosotros.